“Una explosión de aromas y sabores naturales”

Los licores de hierbas, tanto las dulces como las semi-dulces, llevan como base una maceración de diecisiete tipos diferentes de plantas, tanto medicinales como aromáticas (camomila, anís estrellado, mejorana, menta, eucalipto, hinojo, laurel, tomillo, hierba buena, hierba santa, espliego, limonero, naranjo, pino, …) con una duración media de entre tres y seis meses de duración.

* Dulces: frescas y divertidas ya que el azúcar les da una textura cremosa y suaviza su sabor

* Semi-Dulces: más intenso y aromático, dejando un rastro de sabores placentero y agradable en el paladar durante unos minutos