Mandarina

“Pura tradición”

El licor de mandarina es el más antiguo de nuestra fábrica. Macerado de mandarinas ecológicas, de una variedad centenaria habitual en los monasterios de los cuales heredamos nuestras recetas.

Es una explosión de sabor fresco y aroma penetrante, ideal para tomar muy frío como aperitivo o postre.

Este licor, así como el de limón, es ideal para servir después de comidas copiosas o pesadas ya que ayudan a la digestión y calman la sensación de empacho.

Recomendamos servirlos muy fríos o con un cubito.